Para los nostálgicos de Coca-Cola es el fin de una era en Estados Unidos, ahora que concluye la producción de botellas de vidrio de 6,5 onzas en la última fábrica que continuaba con la operación.

Una embotelladora de la versión pequeña de la botella de Coca Cola anunció que dejó de producir las botellas, por cuyo envase pagaban los clientes un depósito reembolsable de 20 centavos de dólar. La empresa que opera en Winona, Minnesota, había realizado la operación de llenar las botellas retornables desde 1932, pero anunció que ya no era negocio continuar haciéndolo.

El vicepresidente y gerente general de la embotelladora, LeRoy Telstad, dijo que el martes fue la última tanda del embotellamiento del líquido gaseoso.

La empresa Coca-Cola Co, con sede en Atlanta, dijo que las botellas de vidrio de 8 onzas siguen circulando por todo el país. Esas botellas reciclables son casi idénticas que las botellas de 6,5 onzas. Esas botellas tienen menos vidrio pero contienen más bebida.

"La producción era difícil de ser reemplazada y ellos mantuvieron la operación por el mayor tiempo posible", comentó Susan Stribling, portavoz de Coca-Cola.

A menudo la gente se guardaba las botellas como recuerdo después de comprarlas, en vez de devolverlas.

La empresa fue el último fabricante de las botellas recargables, por lo cual muchas personas, relata Telstad, viajaban desde lejos para comprarlas. Los clientes pagaban por el envase y recogían por el depósito cuando la devolvían.

La firma embotelladora, que continuará distribuyendo productos de Coca Col, dijo que había recargado 6.000 botellas en la última tanda. Las botellas serán vendidas por Internet a 20 dólares desde el lunes. Las ganancias serán dedicadas al proyecto de restauración de un camino para caminantes y cliclistas por la orilla del Lago Winona.

La botella de vidrio de la Coca-Cola Co. adquirió sus líneas características en 1916. Y en 1961, fabricó su primera botella con envase sin depósito. La gran mayoría de los envases en Estados Unidos son reciclables.