Una figura religiosa del oeste de Afganistán ofreció el miércoles 300.000 dólares a la persona que mate al realizador de una película en contra del islam que causó la indignación de musulmanes alrededor del mundo.

La recompensa es ofrecida por Mir Farooq Hussini, el vocero de una organización que representa cerca de 450 escuelas religiosas en la provincia de Herat.

La película, realizada en Estados Unidos, retrata al profeta Mahoma como un embustero, mujeriego y pederasta. La cinta ha detonado actos de violencia y ha dejado más de 50 muertos, entre ellos el embajador de Estados Unidos en Libia.

Hussini dijo el miércoles a The Associated Press que también ofrece una recompensa de 500.000 dólares por el asesinato de un clérigo en la provincia de Yazd, en el vecino Irán, que presuntamente insultó a la esposa del profeta.