Los principales institutos de estudios alemanes estiman que la economía de este país crecerá menos de un 1 % en 2013 debido a la crisis en el resto de la eurozona, lastrada por los severos programas de ajustes.

Si en su pronóstico de primavera estos expertos calcularon que Alemania repuntaría un 2 % el año que viene, mañana en la presentación oficial de su informe de previsiones, reducirán a la mitad esta tasa, informaron hoy por adelantado los diarios económicos alemanes "Financial Times Deutschland" y "Handelsblatt".

"En la actualidad todo indica que la expansión conjunta de la economía se debilitará para final de este año", apunta el informe, que señala que la economía alemana llevará en 2013 una "dinámica menor".

Los institutos argumentan en su escrito común que Europa se encuentra en una "recesión persistente" y que el viejo continente "apenas tendrá crecimiento" en el próximo año.

No obstante, confían en que la crisis "pierda intensidad" a lo largo de 2013 en casi todos los países "incluidos Grecia, España e Italia".

En materia fiscal, el informe confía en que se produzcan avances en materia de consolidación presupuestaria a nivel general, pero estima que Grecia y España seguirán lejos de los niveles de reducción del déficit fijados con la Comisión Europea.

De acuerdo a las cifras del informe adelantadas por los citados diarios, el déficit griego se elevará en este año al 8 % de su PIB, y al 7 % en 2013, mientras que el de España alcanzará el 7,5 % este año y el 6,3 % del PIB el año que viene.

El informe pronostica, sin embargo, que el déficit en el conjunto de la eurozona se mantendrá en el 3,3 % en 2012 y que descenderá hasta el 2,6 % el ejercicio próximo.

Por último, considera que el desempleo subirá ligeramente en Alemania en 2013, pero que aguantará en torno al actual 6,8 %, y que los presupuestos generales de Berlín para estos dos años no incurrirán en déficit, o incluso, que Berlín pueda cerrar con un superávit del 0,1 % las cuentas de 2012.