El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, aseguró hoy que el Pentágono se está preparando ante varios escenarios posibles en Siria, aunque consideró que, en este momento, la opción militar no debe ser el principal instrumento a emplear.

El general, que habló sobre distintos asuntos de interés internacional en el Club Nacional de Prensa de Washington, consideró que "Siria es probablemente el tema más complejo".

Desde que en marzo de 2011 se inició una revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, se han producido más de 25.000 muertos en Siria, así como decenas de miles de desplazados a los vecinos Turquía y Líbano y más de un millón de desplazados internos.

Dempsey señaló que Siria engloba "en cierto modo un crisol de los factores que han impulsado la primavera Árabe, el conflicto entre las diferentes sectas del Islam, las cuestiones étnicas, los actores no estatales", lo que mantiene a la comunidad internacional pendiente de la situación.

En este sentido señaló que en el Pentágono continúan "planeando ante una serie de contingencias". "Estamos preparados para dar opciones, en el caso de que se nos pidan esas opciones", agregó.

Dempsey recordó que Siria tiene frontera con Turquía, país aliado de la OTAN, y esos preparativos incluyen consultas con los socios de la alianza atlántica.

No obstante, consideró que "el instrumento del poder militar,en estos momentos, no es el instrumento que debe ser aplicado en Siria".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, confirmó hoy el envío de un grupo de asesores militares a Jordania para apoyar a ese país ante la crisis en Siria y precisó que el equipo se ocupará, entre otras cosas, de asegurar un mejor control sobre las armas químicas sirias.

Panetta, que hoy participó en una reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas, explicó en conferencia de prensa que el envío de militares busca también ayudar al Ejército jordano a "desarrollar sus capacidades militares" para hacer frente a posibles contingencias.

Según el jefe del Pentágono, EE.UU. está apoyando a Jordania para que haga frente al flujo de refugiados procedentes de Siria, mantenga vigilados los arsenales de armas químicas y biológicas del régimen sirio y mejore la preparación de su Ejército.