El Partido de los Trabajadores (PT), en el poder en Brasil, denunció hoy una supuesta campaña de la oposición de derechas y de parte de la prensa para "criminalizar" a esa fuerza política que está en el ojo del huracán por la condena de la Corte Suprema a varios de sus antiguos dirigentes por corrupción.

La Dirección Nacional del PT se reunió hoy en Sao Paulo y divulgó un comunicado en el que, sin mencionar el proceso por corrupción destapado en 2005, durante el primer Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, que juzga el Tribunal Superior Federal, afirma que a pesar de la supuesta campaña en su contra, logró un buen resultado en las elecciones municipales del domingo.

"Nuestro desempeño en las elecciones municipales gana un significado mayor cuando tenemos en cuenta que se obtuvo en medio de una intensa campaña, promovida por la oposición de derecha y sus aliados en los medios, cuyo objetivo explícito es criminalizar al PT", señala el comunicado difundido al término de la reunión.

La máxima corte brasileña terminó hoy el capítulo del llamado "juicio del siglo" referente a cargos de corrupción activa y condenó por ocho votos a dos al exministro José Dirceu, considerado el "brazo derecho" de Lula en sus primeros años en el poder.

Los magistrados condenaron también por nueve votos a uno a José Genoino, quien era presidente del PT en la época de los hechos y por unanimidad al antiguo tesorero de esa formación Delubio Soares.

El proceso, que continúa con el análisis del delito de lavado de dinero, se refiere a una red de corrupción tejida por el PT después de que Lula fue elegido presidente de Brasil en 2002 y que sirvió para financiar campañas y para sobornar a diputados de otros cuatro partidos a fin de construir la mayoría parlamentaria que el partido no obtuvo en las urnas.

"No es la primera vez, ni será la última, que los sectores conservadores demuestran su intolerancia, su falta de vocación democrática, su hipocresía, los dos pesos y medidas con que abordan temas como libertad de comunicación, la financiación de las campañas electorales, el funcionamiento del judiciario", agrega el texto.

Dirceu se pronunció este martes, después de que la corte alcanzó la mayoría de seis votos necesaria para condenarle y afirmó que ha sido "prejuzgado" y "linchado", pese a lo cual anunció "acatará la decisión" y no "huirá" del país.

Genoino se manifestó hoy con una carta en la que renunció al cargo de asesor especial del Ministerio de Defensa y aseguró que se retira del Gobierno "con la conciencia de los inocentes".

"No me avergüenzo de nada. Seguiré luchando con todas mis fuerzas por un Brasil mejor, más justo y soberano, como siempre hice", afirmó Genoino en su carta.

Dirceu participó en la reunión de hoy de la Dirección Nacional, según fuentes del PT que agregaron que la cita estaba programada para abordar el resultado de las elecciones municipales del pasado domingo.