La Corte Suprema de Brasil eligió el miércoles al primer juez negro en presidir el máximo tribunal del país.

Joaquim Barbosa comenzará su mandato de dos años el mes próximo, tras el retiro del actual presidente de la corte, Carlos Ayres Britto.

Barbosa preside actualmente un importante caso de corrupción que involucra una componenda legislativa de dinero por votos.

Su elección no fue una sorpresa, porque la presidencia de la Corte Suprema siempre va al juez más veterano del tribunal. Barbosa fue nombrado a la corte en 2003 y es el único juez negro que ha servido en el alto tribunal.