El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de que la prima de riesgo de España puede dispararse hasta los 750 puntos y la de Italia a 700 en 2013 si se aplican políticas deficientes, según el informe de Estabilidad Financiera Global publicado en el marco de su asamblea anual en Tokio.

En la actualidad, el diferencial entre la rentabilidad del bono español y el alemán -que mide la prima que cobran los inversores por comprar deuda de España en lugar de Alemania- se encuentra en torno a los 440 puntos básicos.

Durante el pasado verano, antes de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciara un plan de medidas de asistencia financiera para países periféricos del euro, como España o Italia, la prima llegó a superar los 650 puntos.

Ahora, el FMI considera que este indicador podría superar estos niveles si, en un escenario de políticas deficientes, las condiciones empeoraran y los flujos de capital desde los países periféricos mantienen su ritmo actual hasta finales de 2013.

Este escenario presupone además que los niveles de depósito caerían en otros bancos de la zona del euro, aunque en menor grado, a medida que la crisis se extendiese a otras economías, según el estudio.

En este mismo escenario, la prima de riesgo de Italia podría alcanzar a su vez los 700 puntos en 2013, agrega el Fondo. Actualmente se encuentra en 360 puntos básicos.

El FMI, sin embargo, es más optimista en el caso de un "escenario base", en el que según sus previsiones la prima de riesgo de España se situaría en unos 380 puntos el próximo año, mientras que la italiana estaría en 375.

El Fondo considera un escenario "base" aquel en que los bancos serían capaces de reinvertir la financiación mayorista solo con los tipos actuales y los depósitos interbancarios caerían a su ritmo actual en 2012 y permanecerían invariables en 2013.

En su estimación más positiva, que asume un escenario de "políticas cabales" -en el que las actuales presiones de financiación se relajarían gradualmente-, el organismo que dirige Christine Lagarde considera que la prima española se situaría en unos 250 puntos, igual que la italiana.

Estos datos forman parte del informe de Estabilidad Financiera presentado hoy en Tokio por el consejero financiero del FMI, José Viñals, quien aplaudió las medidas tomadas por los principales bancos centrales para estabilizar los mercados pero advirtió de que deben ser reforzadas con esfuerzos políticos adicionales.