El Ejército colombiano capturó a cuatro guerrilleros de una columna de elite de las FARC y recibió a otros seis que se entregaron tras combates en la población suroccidental de Algeciras, informaron hoy fuentes castrenses locales.

Una menor de edad y tres mujeres más están en el grupo de rebeldes que desertaron o que fueron capturados, todos ellos de una compañía de la Columna Móvil "Teófilo Forero", que es el objetivo de un comando de operaciones que entró en actividad el pasado viernes.

La Agencia de Noticias del Ejército (ANE) indicó que la niña, de 14 años y con el alias de "Heidy", había sido reclutada hace solo siete meses y era la compañera sentimental de "Hermides", uno de los dos cabecillas de la compañía guerrillera que fueron detenidos.

En un comunicado difundido en Bogotá, la ANE explicó que los diez miembros de esta estructura se enfrentaron a tropas de un batallón de combate terrestre que los interceptó en la zona rural de Algeciras, localidad del departamento del Huila.

Los insurgentes procedían de la región del Caquetá, base de esta columna móvil de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y se habían internado en el Huila con la misión de "retomar los corredores que empleaban para garantizar el transporte" de materiales de guerra y explosivos, según la agencia castrense.

La fuente indicó que además de "Hermides" y "Heidy", tras los enfrentamientos fueron capturados o se entregaron, algunos heridos, los insurgentes conocidos con los alias de "Gina", "Miriam", "Leidy", "Limonada", "Pinocho", "Juan Pablo", "Ferley" y "Jefferson".

Entre ellos hay una enfermera, una responsable de la "organización de masas" y un instructor de explosivos, según el reporte.

Las tropas se incautaron de siete fusiles, una ametralladora, una pistola, explosivos, equipos de campaña y documentos.

La "Teófilo Forero" es conocida por sus acciones de impacto, como secuestros masivos en ciudades, desvío de aeronaves y cruentos atentados terroristas.

Las fuerzas de seguridad mantienen una creciente ofensiva contra las FARC a pesar del proceso de paz que el Gobierno y esta guerrilla abrirán el próximo 17 de octubre en Oslo.