Estados Unidos envió tropas a la frontera entre Jordania y Siria para ayudar a construir un cuartel general en Jordania y para fortalecer las capacidades militares de ese país en caso de que la violencia aumente a lo largo de la frontera con Siria, informó el miércoles el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta.

En declaraciones vertidas durante una conferencia de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas, Panetta dijo que Estados Unidos ha estado trabajando con Jordania en el monitoreo de sitios de armas químicas y biológicas en Siria, y en ayudar a Jordania con los refugiados que cruzan la frontera desde Siria.

Pero la revelación de personal militar estadounidense tan cerca del conflicto en Siria indica un aumento en la participación del ejército de Estados Unidos en el conflicto, pese a que Washington rechaza cualquier sugerencia de que participe de manera directa en Siria.

También sucede después de varios días de bombardeos entre Turquía y Siria, una señal de que la guerra civil podría extenderse más allá de las fronteras sirias y convertirse en un conflicto regional.

"Tenemos con un grupo de nuestras fuerzas allá ayudando a construir un cuartel general y trabajando para garantizar que hacemos de la relación entre Estados Unidos y Jordania una relación sólida, con el fin de poder ocuparnos de todas las posibles consecuencias de lo que sucede en Siria", dijo Panetta.

El secretario de Defensa y otros funcionarios del gobierno estadounidense han externado sus dudas sobre el arsenal de armas químicas que posee el presidente sirio Bashar Assad. La semana pasada, Panetta dijo que Estados Unidos cree que si bien las armas siguen en un sitio seguro, información sugiere que el régimen podría haberlas cambiado de lugar como medida de protección.