Con unos 4.400 casos de dengue en lo que va del año y la muerte de al menos 12 personas, las autoridades sanitarias de República Dominicana reconocieron el miércoles que el país está ante una epidemia de la enfermedad.

Las cifras reportadas por el ministerio de Salud muestran un aumento del 200% con respecto a los 1.486 casos de dengue atendidos de enero a octubre del 2011, cuando murieron dos personas por esa enfermedad.

Rafael Schiffino, viceministro de Salud Colectiva, anunció que cerca de 50.000 personas, entre personal médico, voluntarios de la Cruz Roja y miembros de las fuerzas armadas, participan en una campaña para eliminar criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad.

Además de distribuir información y limpiar posibles criaderos del mosquito, que se reproduce en agua limpia y potable, personal del ministerio de Salud fumigaba los barrios populares y zonas rurales, detalló el funcionario.

El ministro de Salud, Freddy Hidalgo, aseguró que el personal las áreas de recepción de pacientes con dengue en los principales hospitales también fue reforzado a fin de atender el constante flujo de enfermos.

Sólo el hospital infantil de Santiago, la segunda ciudad más importante, ha atendido a 460 niños con dengue, de los cuales 3 murieron, confirmó su directora, Rosa Morel.

Detalló que aunque el número de pacientes ha descendido, el flujo de menores de edad con dengue es constante.

Héctor Mena Castro, director del hospital infantil de Santo Domingo, detalló que ese centro recibe a diario a unos siete niños con dengue. Sólo el miércoles, el hospital mantenía internos a 20 menores de edad, de los cuales nueve presentaban un estado delicado, añadió.

El virus del dengue produce fiebres, dolores de cabeza y musculares y erupciones en la piel, mientras que el tipo hemorrágico de la enfermedad genera complicaciones hepáticas y renales y la reducción de plaquetas, las que pueden producir la muerte.