Un hombre de California detrás de la película que desató la furia del mundo musulmán negó el miércoles que haya violado su libertad condicional después de ser sentenciado por fraude bancario en 2010.

La jueza federal de distrito Christina Snyder programó una audiencia para el 9 de noviembre en la que se presentarán pruebas en el caso contra Mark Basseley Youssef.

Youssef, de 55 años, ha estado en un centro de detención federal desde el 28 de septiembre después de que fuese arrestado por ocho violaciones a su libertad condicional y de que un juez considerara que podría intentar fugarse. Los fiscales han indicado que Youssef mintió a las autoridades de libertad condicional sobre su nombre propio y que usó varios alias.

Youssef escapó de su casa en Cerritos, un suburbio de Los Angeles, y se escondió cuando surgió la ola de violencia en Egipto el 11 de septiembre, por el avance de la película "Innocence of Muslims" que fue publicado en YouTube. El avance muestra a Mahoma como un fraude religioso, un mujeriego y un pederasta.

La violencia se diseminó y provocó la muerte de decenas de personas. Los musulmanes enfurecidos han pedido un castigo severo para Youssef, y un ministro del gabinete pakistaní ofreció 100.000 dólares a quien lo mate.

"Mi cliente no fue la causa de la violencia en Oriente Medio", dijo el abogado Steven Seiden tras la audiencia del miércoles. "Claramente fue planeada con anticipación y fue una excusa y un detonador para tener más violencia".

Las autoridades federales han señalado que Youssef fue arrestado por violaciones a su libertad condicional y no por el contenido de la película, la cual está protegida por las leyes de libertad de expresión de Estados Unidos.

Youssef, quien es cristiano y es originario de Egipto, fue sentenciado en 2010 a 21 meses en prisión. Después de quedar libre le impidieron usar computadoras o internet sin la aprobación de las autoridades. También tenía prohibido usar alias sin el permiso de las autoridades.

Por lo menos tres nombres se han relacionado con Youssef desde que surgió el avance de la película: Sam Bacile, Nakoula Basseley Nakoula y Youssef.

Los documentos de la corte muestran que Youssef cambió legalmente su nombre en 2002. El original era Nakoula, pero nunca dijo a las autoridades esto mientras era investigado por fraude fiscal. Los documentos de la Corte Superior del condado de Orange muestran que quiso cambiarse el nombre porque consideraba que Nakoula sonaba femenino.

Youssef sacó su pasaporte con su nombre nuevo pero su licencia de conducir de California seguía diciendo Nakoula, según las autoridades.

Los fiscales dicen que Youssef usó más de 10 alias y abrió cerca de 60 cuentas bancarias, además de que tenía más de 600 tarjetas de crédito y débito con las que hizo sus fraudes financieros.

El video fue publicado en YouTube a través de una cuenta a nombre de Bacile.