El asesor para la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, se reunió hoy en Trípoli con el presidente interino libio, Mohamed el Magariaf, para evaluar la investigación en marcha tras el ataque al consulado de Bengasi y reiterar el apoyo de EE.UU a la transición política en Libia.

"Brennan, en nombre del presidente Barack Obama, expresó el apoyo al proceso de formación del Gobierno en Libia y su transición a la democracia y aceptó condolencias por las trágicas muertes de estadounidenses en Bengasi el pasado mes", indicó Tommy Vietor, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, en un comunicado.

"Ambas partes discutieron la investigación en marcha sobre los ataques de Bengasi, incluidas los adicionales pasos específicos que Libia puede tomar para asistir mejor a EE.UU. y asegurar que los culpables son llevados ante la justicia", agregó el funcionario estadounidense.

Por último, Brennan animó a los funcionarios libios "a avanzar rápidamente para perfeccionar sus políticas y mejorar las capacidades del Gobierno dentro de las áreas de justicia y seguridad".

En el ataque armado contra el consulado de EE.UU. en Bengasi del pasado 11 de septiembre, murió el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, el funcionario diplomático Sean Smith y los exmilitares Tyrone Woods y Glen Doherty.

Aunque en un principio se dijo que había sido en respuesta a la difusión de una película que ridiculiza al profeta Mahoma realizada por un ciudadano israelí y estadounidense, posteriormente las autoridades estadounidenses lo han calificado de "ataque terrorista".