La Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina suspendió hoy a la multinacional Monsanto del registro de operadores del mercado de granos.

La medida adoptada por el ente recaudador fue publicada hoy en el Boletín Oficial, donde no se especifican los motivos de la decisión.

La suspensión puede ser el paso previo a la expulsión del registro de operadores de granos, mecanismo que permite obtener sistemáticamente los reintegros de un porcentaje de las retenciones practicadas por el Fisco en las operaciones de comercialización de granos.

Fuentes de la filial local de Monsanto indicaron que de momento la empresa "no ha recibido ninguna notificación con respecto a las razones que dan origen a esta suspensión", no obstante lo cual aclaró que la decisión del Fisco "no incluye de ninguna manera una prohibición a la compañía de hacer negocios" en Argentina.

"Estas medidas administrativas simplemente implican una suspensión temporaria en el régimen de beneficios impositivos para las empresas registradas en el Registro de Operadores de Granos", señalaron.

Las fuentes aseguraron que Monsanto tiene un "estricto cumplimiento" de todas las reglamentaciones impositivas vigentes en los países donde opera y "pone a disposición de las autoridades toda la información que podría ser requerida".