Un centenar de indígenas, pescadores y otros activistas que se oponen a la construcción de una enorme presa hidroeléctrica en el río Xingú, en el corazón de la selva amazónica de Brasil, ocuparon uno de los sitios de construcción.

El consorcio Norte Energía que está construyendo la presa de Belo Monte informó el miércoles que los manifestantes ocuparon el sitio el martes por la noche.

El grupo de activistas conocido como Xingú Vivo Siempre informó que el sitio de trabajo fue ocupado para protestar por los "planes para represar definitivamente al río Xingú" y poner en peligro el sustento de unas 40.000 personas que viven en el área donde se está levantando la presa.

Norte Energía informó que por razones de seguridad detuvo los trabajos en el sitio y transfirió a casi 1.000 hombres a otros lugares de la construcción.