El Tribunal Supremo de Brasil declaró hoy culpables de corrupción al exministro José Dirceu y al expresidente del Partido de los Trabajadores (PT) José Genoino, por su "probada" responsabilidad en las corruptelas que en 2005 hicieron tambalear al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

En la sesión celebrada hoy, los magistrados del Tribunal Supremo consolidaron la mayoría de seis votos necesaria para condenar a Dirceu, un histórico líder de la izquierda brasileña, y también a Genoino, un antiguo guerrillero y actual asesor del Ministerio de Defensa, por el delito de corrupción activa.

Poco antes, ya habían sumado los seis votos necesarios para la condena de Delubio Soares, quien en la época de los escándalos era el tesorero del PT, formación fundada por Lula en 1980 y que le llevó por primera vez al poder en las elecciones de 2002.

Según la acusación presentada por la fiscalía, tras ganar esas elecciones el PT tejió una red de corruptelas que se alimentó en buena medida con dinero publico y sirvió tanto para financiar en forma ilegal las campañas de esa formación como para sobornar a por lo menos diez dirigentes y diputados de cuatro partidos.

Dirceu, quien en el primer mandato de Lula se desempeñó como ministro de la Presidencia y llegó a ser considerado como la "mano derecha" del mandatario, fue calificado por la mayoría de los jueces como el "mentor" de toda la trama, ideada para darle al Gobierno del PT la mayoría parlamentaria que no había logrado en las urnas.

El exministro sólo fue considerado inocente por dos de los ocho jueces que han votado hasta ahora, uno de los cuales, el magistrado José Dias Toffoli, trabajó con él en el Ministerio de la Presidencia en la misma época de los escándalos.

Los seis magistrados que le hallaron culpable suscribieron en su totalidad la acusación de la fiscalía, que tildó al exministro de "ideólogo" y "jefe" del "más atrevido y escandaloso esquema de corrupción y desvío de dinero público que haya sido descubierto" en Brasil.

Los jueces pueden cambiar de opinión hasta que no se proclame el resultado, lo cual sólo ocurrirá una vez que se pronuncien los diez magistrados, pero, según juristas, la contundencia de los votos hace prácticamente imposible que eso ocurra.

También hoy los jueces también consolidaron la mayoría necesaria para condenar al publicista Marcos Valerio Fernandes, a sus tres socios, a su abogado y a una exdirectora de sus empresas, que se pusieron al servicio del PT para obtener, blanquear y distribuir luego el dinero de la corrupción.

Asimismo, ya por mayoría, la corte ha declarado inocentes al exministro de Transporte Anderson Adauto, del extinto Partido Liberal (PL), y a Geisa Dias, otra antigua directora de las empresas de Fernandes.

El proceso comenzó el pasado 2 de agosto y, hasta hoy, ya han sido considerados culpables 23 de los 37 reos, incluido el antiguo tesorero del PT. EFE