La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se comunicó hoy con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, le deseó una pronta recuperación del cáncer por el que ha sido operado y le ofreció colaboración para el proceso de paz con las FARC.

Fuentes oficiales explicaron a Efe que Rousseff le transmitió al mandatario colombiano su "convicción" de que el diálogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "es muy importante" tanto para ese país como para el resto de América Latina.

"Brasil está a disposición de Colombia para ayudar en todo lo que sea necesario", expresó Rousseff en la conversación, que duró unos diez minutos, según explicaron portavoces del Palacio presidencial de Planalto.

De acuerdo a las mismas fuentes, Santos agradeció ese apoyo y sostuvo que Brasil "es un actor importante y con mucha credibilidad en la región", por lo que cualquier colaboración que pueda ofrecer en favor de la paz será "siempre bienvenida".

La llamada mesa de diálogo entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC se instalará el próximo 17 de octubre en Oslo, y luego se trasladará a La Habana.

En la conversación, Rousseff también le deseó a Santos una pronta y "definitiva" recuperación de la operación a que fue sometido la semana pasada para extirparle un tumor detectado en la próstata.

El presidente colombiano recibió el alta médica el pasado domingo y, según afirmó, se encuentra totalmente curado.

Según Rousseff, que también ha pasado por un cáncer, en su caso del sistema linfático, su plena recuperación "será muy importante" no sólo para el futuro de Colombia, sino incluso para el desarrollo del proceso de paz que será iniciado con las FARC.