La canciller alemana Angela Merkel dijo el martes que Grecia ha realizado "muchos avances" para su recuperación financiera, durante una visita al atribulado país helénico.

Merkel, que hizo escala en Atenas durante cinco horas, dijo esperar que Grecia permanezca en la eurozona e insistió que el gobierno de Atenas debe efectuar mayores reformas.

"Han sido realizados grandes avances... Hay un progreso diario", dijo Merkel tras dialogar con el primer ministro griego Antonis Samaras. "Es un esfuerzo que debería ser considerado, porque de lo contrario haría las circunstancias mucho más dramáticas".

En su primera visita a Grecia en cinco años, la llegada de Merkel generó una protesta multitudinaria en la que participaron por lo menos 50.000 personas en Atenas. Aunque las manifestaciones fueron mayormente pacíficas, la policía se enfrentó brevemente con varias decenas de manifestantes y detuvo a más de 50 personas.

Aunque Merkel disipó las expectativas de Atenas de una declaración pública rotunda para mantener a Grecia en la eurozone, Samaras dijo que la visita de la canciller ha terminado "el aislamiento internacional del país".