El presidente palestino parece estar abandonando su exigencia largamente sostenida de que Israel detenga la construcción de asentamientos en Cisjordania antes de que se reanuden las negociaciones de paz.

Mahmud Abbas dijo el martes a diplomáticos europeos que reanudará las negociaciones después de que la Organización de las Naciones Unidas vote sobre una solicitud palestina para recibir estatus de "Estado no miembro". La votación está prevista para noviembre.

Abbas no mencionó un alto de los asentamientos, y funcionarios señalaron que Abbas cree que ya no sería necesario un congelamiento de las construcciones si recibe un reconocimiento por parte de la ONU de un Estado que incluya a toda Cisjordania.

Las negociaciones de paz han estado congeladas por casi cuatro años, en gran medida debido a la exigencia palestina de que ya no se construyan asentamientos judíos y a la oposición de Israel para aceptar esa condición.

Aunque el reconocimiento de la ONU es básicamente simbólico, los palestinos creen que los apuntalará en negociaciones futuras.