Dos pilotos estadounidenses de un avión empresarial serán juzgados nuevamente por su participación en un accidente de un jet comercial en 2006 que costó la vida de 154 personas en Brasil, dijo el martes la oficina del fiscal federal.

El jet ejecutivo Embraer Legacy 600 volado por Lepore y Paladino chocó con un Boeing 737 operado por Gol Líneas Aéreas, Intelligentes SA. El avión más pequeño, propiedad de ExcelAire Service Inc., con sede en Ronkonkoma, Nueva York, aterrizó a salvo mientras que el jet más grande cayó en la selva, muriendo todos quienes estaban a bordo. Los pilotos estadounidenses conducían el jet ejecutivo.

Los pilotos Joseph Lepore y Jan Paladino, ambos del estado de Nueva York, será juzgados otra vez en ausencia el 15 de octubre, afirmó la oficina en un comunicado.

A los dos se les permitió salir de Brasil dos meses después del accidente, pero fueron declarados culpables el año pasado y sentenciados a 52 meses de prisión. La sentencia fue conmutada por servicio comunitario en Estados Unidos.

Se ordenó el nuevo juicio después que los fiscales apelaron la sentencia y pidieron que fuera incrementada a 69 meses, sin posibilidad de ser reemplazada por servicio a la comunidad.

"La sentencia debería ser incrementada porque a pesar de ser profesionales, los acusados mantuvieron apagado el sistema anticolisión de la aeronave durante casi una hora, lo que ocasionó el accidente", afirmó el fiscal Osnir Belice, según el comunicado.

Los dos pilotos han insistido en que nunca tuvieron apagados el sistema anticolisión y el transpondedor, y han negado haber realizado algo mal.