El comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, redujo hoy las suspensiones a dos jugadores de los Saints de Nueva Orleans, pero mantiene las que pesan sobre otros dos.

Los tres partidos de suspensión al linebacker Scott Fujita fueron reducidos a uno, mientras que los ocho juegos de castigo al defensivo Anthony Hargrove, quedaron en siete.

Pero las sanciones al linebacker Jonathan Vilma y al defensivo Will Smith permanecen como estaban.

Mientras que la asociación de jugadores de la NFL dio a conocer un comunicado dando su posición sobre la decisión de Goodell, en la que indica que "durante más de seis meses la NFL ha ignorado los hecho, ha abusado del proceso descrito en nuestro contrato laboral, y falló en ofrecer evidencia de que los jugadores intencionalmente lesionaban a otros".

Agrega que "la única evidencia que existe es la grave violación de la liga a un proceso justo, transparente e imparcial. La verdad y la justicia han sido las víctimas de la negativa de la liga de admitir que podría haber cometido un error".

Ahora los cuatro jugadores tienen 72 horas para apelar el proceso, lo cual les permitiría seguir jugando hasta en tanto se completa el proceso de apelación.

Con la decisión de Goodell, Fujita (ahora con los Browns de Cleveland), Hargrove (agente libre) y Smith (con los Saints) suman un total de 1.042.649 millones de dólares en salarios.

De acuerdo con una investigación de la NFL, los Saints operaban un sistema de compensaciones económicas que favorecía a entre 22 y 27 jugadores, que eran incentivados por lesionar durante los partidos a rivales que considerasen peligrosos.