Un participante en un concurso de comer cucarachas se desmayó y murió poco después de ganar la competición en el sur de la Florida, dijeron las autoridades.

Unos 30 participantes comieron los insectos el viernes por la noche en el comercio Ben Siegel Reptile Store, en Deerfield Beach, a unos 65 kilómetros (40 millas) al norte de Miami. El primer premio era una serpiente pitón.

Edward Archbold, de 32 años, se enfermó poco después del concurso y se desmayó frente al comercio, según un comunicado difundido el lunes por la policía del condado de Broward. Fue llevado a un hospital, donde lo declararon muerto. Las autoridades aguardan los resultados de la autopsia para determinar la causa de la muerte.

La oficina de la policía dijo que ningún otro participante en el concurso se enfermó.

"A no ser que estén contaminadas con alguna bacteria u otro patógeno, no creo que sea inseguro comer cucarachas", dijo Michael Adams, profesor de entomología de la Universidad de California, campus Riverside. Agregó que nunca supo que muriera alguien por comer cucarachas.

"Algunas personas son alérgicas a las cucarachas", agregó, "pero ni las cucarachas ni insectos parecidos generan toxinas".

No había número telefónico de Archbold en West Palm Beach.

"Lo sentimos mucho", dijo el propietario de la tienda Ben Siegel, y agregó que Archbold no dio síntomas de estar enfermo antes del concurso.

"Parecía que quería alardear y era muy simpático", dijo Siegel, y agregó que Archbold era "la estrella de la fiesta".

Una declaración del abogado de Siegel dijo que todos los participantes firmaron documentos "aceptando la responsabilidad de su participación en este concurso único y poco ortodoxo".

Los bichos consumidores eran de un inventario de insectos "que se creían de manera segura y doméstica en un ambiente controlado para suministrarlos como alimento para reptiles", agregó.