El ex asistente del entrenador del equipo de fútbol americano de Penn State aseguró que es inocente y prometió que seguirá luchando contra los cargos de abuso sexual de menores que se le imputan, mediante una declaración grabada y transmitida por radio en la víspera de su sentencia, prevista para el martes.

Las declaraciones de Jerry Sandusky serían un preludio de los argumentos que presentará durante la audiencia ante la corte.

En el monólogo de tres minutos difundido el lunes por la noche por la radiodifusora Penn State Com, el ex asistente del equipo de esa universidad señaló que no cometió los abusos, y se dijo una víctima de la institución, investigadores, abogados civiles, periodistas y otros.

"Ellos pueden llevarse mi vida, pueden convertirme en un monstruo y tratarme como tal, pero no pueden quitarme mi corazón", dijo. "Y en mi corazón, sé que no cometí estos presuntos actos execrables. Mi esposa ha sido mi única pareja sexual, y eso después del matrimonio".

En junio, Sandusky fue hallado culpable de abusar de 10 chicos en 15 años. Algunas agresiones sexuales se habrían cometido en las instalaciones deportivas de Penn State.

El caso derivó en el despido del entrenador del equipo de fútbol americano, Joe Paterno, quien falleció en enero por un cáncer pulmonar. También fue destituido el rector de la universidad, Graham Spanier, quien sigue siendo un miembro de la facultad.