Miles de estudiantes se movilizaron hoy de forma pacífica hacia el Congreso de Costa Rica para exigir la aprobación de una ley que permite el fotocopiado de material con fines educativos.

Según los organizadores, a la marcha asistieron entre 5.000 y 6.000 personas entre estudiantes universitarios y de secundaria, profesores y ciudadanos particulares, que caminaron unos tres kilómetros desde la Universidad de Costa Rica hasta la Asamblea Legislativa, donde protestaron durante varias horas.

El objetivo de la manifestación era pedirles a los diputados que aprueben, con 38 de 57 votos totales, una ley que permite reproducir libremente material impreso con fines educativos y que semanas atrás fue vetada por la presidenta Laura Chinchilla.

Con este mecanismo, llamado resello, la ley podría entrar en vigor pese a la oposición del Ejecutivo.

En Costa Rica, las universidades públicas tienen una población de más de 80.000 estudiantes, según datos facilitados a Efe por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR).

Además, hay 54 universidades privadas que atienden también a miles de estudiantes.

Pese a la poca presencia policial la protesta transcurrió pacíficamente la mayor parte del tiempo, sin embargo, un pequeño grupo de manifestantes se enfrentó a los agentes del orden sin mayores consecuencias.