La OTAN está lista para defender a Turquía, integrante de la alianza, ante los intercambios de disparos de artillería a lo largo de la tensa frontera sureste con Siria, dijo el martes el líder del organismo.

Turquía y Siria han intercambiado disparos de mortero y cañones a través de su frontera común desde que bombas sirias mataron cinco civiles turcos la semana pasada, desencadenando temores de una crisis regional más amplia.

Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN, respaldó el derecho de Turquía a defenderse.

"Agregaría a eso que obviamente Turquía puede contar con la solidaridad de la OTAN, tenemos establecidos todos los planes necesarios para proteger y defender a Turquía si es necesario", señaló antes de una reunión de ministros de Defensa del organismo internacional en Bruselas.

Las naciones de la OTAN expresaron su solidaridad con Turquía después que bombardeos de Siria mataron a cinco civiles turcos la semana pasada. Pero analistas dicen que la alianza está renuente a involucrarse militarmente en otro conflicto en momentos en que su principal prioridad es la guerra en Afganistán y el traspaso de la responsabilidad de la seguridad al gobierno afgano.

"Esperamos que todas las partes involucradas (en la crisis siria) muestren mesura, y eviten un recrudecimiento de la crisis", dijo Fogh Rasmussen. "Realmente creo que el camino correcto a seguir en Siria es la solución política", agregó.

Los comentarios de Fogh Rasmussen ocurrieron mientras la agencia de noticias Dogan citaba fuentes militares no identificadas diciendo que se desplegaron al menos 25 aviones caza F-16 más en la base aérea de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, a última hora del lunes.

El jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Turquía inspeccionó a las tropas a lo largo de la frontera con Siria el martes.

La medida es vista además como un reforzamiento de las fuerzas turcas a lo largo de la frontera iraquí. Aviones turcos atacaron objetivos de rebeldes kurdos en dos incursiones por separado realizadas el domingo a través de la frontera en el norte de Irak a pesar de advertencias de Bagdad.