Estados Unidos despidió hoy en una ceremonia festiva de la base militar de Baumholder, en el oeste de Alemania, a los alrededor de 5.500 soldados que conformaban la brigada de infantería allí estacionada.

Según anunció un portavoz de la base militar norteamericana, la brigada de combate del Ejército de Tierra queda disuelta y sus soldados serán integrados en otras unidades dentro de una estrategia de reducción de costes del Ejecutivo del presidente Barack Obama.

Hasta otoño del año que viene, Estados Unidos tiene previsto desplegar en la base de Baumholder, en el estado federado de Renania-Palatinado, unos 2.500 soldados que integrarán unidades de logística.

La zona en torno a Baumholder acogía hasta hoy a unos 13.000 ciudadanos estadounidenses.

El pasado enero, el secretario de Defensa norteamericano, Leon Panetta, anunció que Estados Unidos iba a retirar de Europa dos brigadas de combate -entre 6.000 y 8.000 soldados- y abogó por mantener su presencia en la región a través de unidades rotativas.

Esta reducción de los casi 81.000 militares estadounidenses desplegados en Europa se conoció una semana después de que el Pentágono anunciase una nueva estrategia para reducir el gasto de Defensa y reorientar su estrategia hacia la región de Asia y el Pacífico.

Panetta recordó que el Ejército estadounidense contempla aumentar las rotaciones de unidades en zonas como Latinoamérica y África.