Siete miembros de una familia, entre ellos dos menores de edad, fueron asesinados a tiros hoy por personas no identificadas en el municipio de Villa Canales, a unos 22 kilómetros al sur de la Ciudad de Guatemala, informaron fuentes oficiales.

La matanza se produjo en la madrugada de este martes en la aldea Las Escobas, de Villa Canales, cuando la familia aún dormía, explicaron a periodistas el subcomisario de la Policía, Cayetano Chuc, y el portavoz de los Bomberos, Sergio Vásquez.

Un grupo de hombres fuertemente armados con fusiles ingresó a la humilde vivienda y disparó a mansalva contra la familia de apellido González, de acuerdo con las autoridades.

Las víctimas mortales fueron identificadas como María Concepción González, de 50 años; su hijo Enrique González, de 24, y su esposa, Sandra, de 25; quien tenía en sus brazos a su pequeña hija Julissa, de apenas 8 meses de edad, precisó Vásquez.

Las otras personas asesinadas son Encarnación González, de 18 años; Roberto González, de 25 años, e Israel González, de 8 años.

Un infante, identificado como Leonel, de 4 años, hijo de Enrique, resultó herido de bala en la mano izquierda, mientras que otros tres menores de edad resultaron ilesos, según la Policía.

Uno de los supervivientes, identificado como Kevin, narró a radios locales que fueron alrededor de 30 hombres los que ingresaron y dispararon dentro de su casa.

Una familiar de las víctimas, identificada como María Consuelo, también manifestó que las personas muertas son su suegra y sus cuñados, y atribuyó la matanza a un problema de tierras.

"Yo oí gritos y balazos. Nos levantamos a ver cuando los individuos ya habían huido. Andaban con gorros y guantes negros", anotó.

El jefe policial Cayetano Chuc confirmó a periodistas que los siete muertos son miembros de una misma familia, quienes vivían en una humilde vivienda construida con láminas de zinc.

Agentes del Ministerio Público (Fiscalía) y de la Policía Nacional Civil (PNC) realizan las investigaciones en el lugar de la matanza para determinar el móvil e identificar a los agresores.