La Corte Suprema de Estados Unidos se mantendrá fuera de la contienda jurídica sobre los esfuerzos de residentes de la selva amazónica para cobrar más de 18.000 millones de dólares a Chevron Corp. por daño ambiental en Ecuador.

El máximo tribunal dijo el martes que no considerará la solicitud de Chevron para que impida que los demandantes traten de cobrar el veredicto que ganaron en una corte ecuatoriana en febrero de 2011. Chevron dice que hubo fraude generalizado en el proceso jurídico en Ecuador.

La orden de los magistrados, emitida sin comentario, es el paso más reciente en un litigio de casi dos décadas de duración que se originó por la contaminación de suelo en la selva tropical ecuatoriana cuando la compañía petrolera Texaco estuvo operando un consorcio petrolero de 1972 a 1990 en el Amazonas. Texaco fue absorbida por Chevron en 2001.