El arquero Farid Mondragón siente vergüenza con los hinchas del Deportivo Cali por el mal momento que atraviesa y cree que el club "es un enfermo terminal".

Mondragón se pronunció después que el técnico Julio Avelino Comesaña dimitió debido a los malos resultados del Cali en el torneo Clausura del fútbol colombiano.

"Siento vergüenza con la gente y me duele lo que sucede en la institución porque Deportivo Cali es un enfermo terminal que debe ser atendido con urgencia", manifestó Mondragón a periodistas.

Con Mondragón en el arco, el Cali perdió 1-0 en casa contra Deportivo Pasto el sábado y descendió al 14to lugar con 14 puntos, 12 menos que el líder Millonarios.

"Tomé la decisión de no cobrar más el salario y se lo hice saber a quienes corresponde", dijo Mondragón el martes.

Después de 20 años, el arquero regresó al Cali está temporada.

Mondragón forma parte de la selección de Colombia que se alista en Barranquilla para el partido del viernes ante Paraguay por las eliminatorias de Sudamérica al Mundial 2014.

Héctor Cárdenas, quien dirigía en las inferiores, asumió por Comesaña.