Autoridades militares anunciaron el martes la creación de un grupo elite de unos 2.000 hombres para tratar de dar cacería a los integrantes de la más temida de las unidades de la guerrilla de las FARC.

La meta es neutralizar, sea por captura o por muerte, a los más de 250 guerrilleros de la columna móvil "Teófilo Forero" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), explicó en entrevista telefónica con la AP el general German Giraldo Restrepo, comandante de la Sexta División del Ejército.

El llamado Comando Operativo Número Seis del Ejército, a cargo de Giraldo, busca en particular al guerrillero conocido como "El Paisa", cuyo verdadero nombre es Hernán Darío Velásquez Saldarriaga. El gobierno ofrece una recompensa de hasta 1,3 millón de dólares a quien brinde información sobre su paradero.

"A la 'Teófilo Forero', en los últimos años, se le ha venido golpeando, golpeando y golpeando y se les ha reducido sus 400 terroristas a más o menos 256", agregó el alto oficial, quien además añadió que desde el viernes pasado se redoblaron los esfuerzos para combatir a la mencionada columna rebelde.

Giraldo dijo que si bien para contrarrestar las acciones de la "Teófilo Forero" en el sur del país existía desde antes un comando operativo de unos 1.000 hombres, desde hace cuatro días ese número se duplicó con otros tantos soldados profesionales de entre 20 y 25 años, quienes recibieron un entrenamiento de seis meses sobre manejo de explosivos, patrullajes diurnos y nocturnos y, en general, en lucha contra las guerrillas.

"Estos 2.000 efectivos se van a dedicar exclusivamente a atacar las estructuras de la 'Teófilo' en sus áreas base", dijo Giraldo.

Acerca de Velásquez, de 49 años, Giraldo aseguró que "es el coordinador de esa cuadrilla y es su tercer cabecilla... y el objetivo de nosotros es capturarlo... porque es de alto valor estratégico del Comando General de las Fuerzas Militares".

El ejército anunció la creación de este comando pocos días antes de la instalación, en Oslo, de la mesa de negociación entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC para tratar de poner fin a un conflicto que lleva casi medio siglo.

A "El Paisa" y sus hombres de la "Teófilo Forero" se les sindica del atentado al exclusivo Club El Nogal del norte de Bogotá la noche del 7 de febrero de 2003, en el que murieron 36 personas y más de 200 resultaron heridas. Entre los muertos figuraron los dos hombres que instalaron el coche-bomba en el estacionamiento de El Nogal.

En junio de 2011, el Tribunal Superior de Bogotá condenó a "El Paisa" a 40 años de cárcel y al pago de casi 40 millones de dólares por el ataque terrorista al mencionado club.

Además del ataque a El Nogal, a esa unidad de las FARC se atribuyen diversas acciones, como el secuestro en diciembre de 2009 del gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar. Disfrazados como miembros del Ejército, los rebeldes secuestraron de noche y en su casa al gobernador, al que pocas horas después degollaron.

El junio del año pasado, hombres supuestamente bajo el mando de "El Paisa" secuestraron a cuatro ciudadanos chinos en una zona rural de San Vicente del Caguán, en el sureño departamento de Caquetá. Hasta ahora se desconoce el paradero de los cuatro asiáticos, contratistas de la multinacional petrolera Emerald Energy.

En febrero de 2003, las autoridades dijeron que la "Teófilo Forero" había secuestrado a tres contratistas estadounidenses, quienes finalmente fueron liberados en una acción del Ejército colombiano en julio de 2008.