Dos días después de las elecciones en Venezuela, el presidente, Hugo Chávez, quien conquistó el domingo su cuarto mandato desde 1999, anunció hoy que continuará "transitando hacia el socialismo" mientras su rival, Henrique Capriles, asumió el liderazgo de la oposición e invitó a no "tirar la toalla".

Chávez y Capriles, hasta el domingo candidatos, ofrecieron hoy sus primeras ruedas de prensa, en las que trazaron lo que será el escenario del país en el sexenio venidero.

Mientras el gobernante anunció que iniciará consultas para el "segundo plan socialista de la nación", su rival asumió la bandera opositora.

Ambos abrieron, al mismo tiempo, la carrera hacia las próximas elecciones en Venezuela, donde el próximo 16 de diciembre, dos meses después de las presidenciales, se elegirán los gobernadores de los 23 estados y al jefe de Gobierno del Distrito Capital.

"Estamos en un cierre de ciclo, pero al mismo tiempo estamos abriendo el ciclo de 2013, pero desde ahora mismo a 2019", aseguró Chávez en un encuentro con periodistas, en el que ratificó que su nuevo Gobierno comenzó "desde el mismo 9 de octubre".

Anunció que van a "acelerar, a ajustar y a mejorar el cierre del ciclo" en diciembre para abrir el siguiente en enero, cuando está previsto que jure para el mandato 2013-2019.

"Vamos a seguir transitando hacia el socialismo, construir, y que nadie se asuste", pidió el gobernante, al destacar que han logrado "preservar la independencia" y ahora tendrán "que ampliarla, consolidarla".

Insistió en, que nadie se asuste con el socialismo y opinó que sí deberían hacerlo con el capitalismo.

"Esa cosa sí es fea, comadre", apuntó Chávez, quien anunció que antes de que jure al cargo, el 10 de enero, buscará recoger "de los distintos niveles regionales, locales" e incluso opositores las propuestas para el segundo plan socialista de la nación.

Ya al dirigirse a la oposición, Chávez admitió que está abierto a un diálogo, pero sin subordinarse.

"Yo no llegué aquí para subordinar mi persona, mucho menos el Gobierno o el Estado a los intereses de la burguesía", afirmó Chávez consultado sobre un posible contacto en su nueva gestión con los sectores adversarios

Indicó que no está dispuesto a la "vieja manera" de tener acercamientos, según dijo, con "pactos" e "imposiciones", y criticó que en Venezuela "hace 20 años atrás" el diálogo "era prácticamente a plomo".

Capriles, entretanto, señaló que "no se trata de ir a Miraflores (sede de Gobierno) a tomar un café" y hacerse una foto.

En otra rueda de prensa, el líder opositor, de 40 años, reapareció tras su discurso de aceptación de la derrota del domingo, para asegurar que ya está "de pie" y agradecer los 6,5 millones de votos que conquistó, aunque no definió de inmediato si se postulará a los comicios de diciembre.

"El pueblo todavía, por lo visto, no decidió que es la hora del futuro, pero tenemos que seguir construyendo el futuro", sostuvo, y destacó la votación que logró, en sus palabras, la más importante de la oposición desde que Chávez se impuso en sus primeras elecciones en 1998

Advirtió de que el pueblo "no ha dado un cheque en blanco" al Gobierno, que, a su juicio, "tiene una gran presión encima", y subrayó que "lo peor que puede hacer" el Gobierno es leer el resultado del proceso electoral con "soberbia".

"Allá hay 6,5 millones de venezolanos que piensan distinto, pero también hay 8 millones que tienen expectativas, donde se le ofrecieron muchas cosas durante la campaña. Yo voy a estar vigilando también, porque yo dije y lo reitero, yo trabajo para todos", subrayó al dirigirse "con mucho respeto" al Gobierno.

En tono de broma, el ya excandidato presidencial opositor manifestó entre risas que se sentía contento de que el presidente por fin lo hubiera llamado por el apellido en una conversación telefónica mantenida ayer.

"Le dije ayer al presidente de la República que yo me contentaba mucho que después de muchos meses me llamara por el apellido", dijo.

Sin entrar en detalles sobre su futuro, confirmó que seguirá "construyendo una opción que es para todos", llamó a no "tirar la toalla" y al comparar su derrotas con las que ha sufrido la selección nacional de fútbol pidió "pensar en el próximo juego".

"Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance, todo lo que este servidor pueda hacer para que ganen los que representan una alternativa", anticipó Capriles sobre los comicios regionales.

HASH(0x95825a4)

Laura Barros