Al menos una persona murió y otras cinco resultaron heridas el martes en los enfrentamientos entre vendedores de autos ilegales y militares y policías que realizaban un operativo conjunto en una localidad altiplánica de Bolivia.

Las autoridades realizaron el operativo en la localidad altiplánica de Challapata, cercana a la frontera con Chile, unos 280 kilómetros al sur de La Paz.

En Challapata muchos de sus pobladores llevan autos a medio uso sin papeles desde Chile.

La directora del hospital en Challapata, Elsa Calahumana, informó de un muerto por impacto de bala en el estomago y cinco heridos. La televisora ATB reportó otro fallecido, pero el gobierno no había emitido un informe oficial la noche del martes.

El fiscal Gonzalo Martínez señaló que en el operativo "las fuerzas armadas no han utilizado disparos, solo han usado gases lacrimógenos".

La directora de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, en declaraciones a la televisora estatal Bolivia TV explicó que policías y militares ingresaron a 15 lugares y encontraron al menos 40 vehículos sin documentos.

"Además se encontraron cuatro autos con dinero falso, papeles falsificados", agregó Ardaya.

El pasado domingo se realizó un operativo similar.

En Bolivia está penada la internación de autos ilegales; sin embargo, el gobierno del presidente Evo Morales hace un año legalizó 71.995 automóviles que ingresaron el país de contrabando.