El candidato presidencial republicano Mitt Romney atacó el lunes la política exterior del presidente al decir que el conflicto en Medio Oriente ha crecido con el liderazgo de Barack Obama.

Con su discurso en el Instituto Militar de Virginia, Romney pretende enmendar una serie de tropiezos en política exterior, abordando un tema donde los sondeos muestran que Obama tiene una clara ventaja.

"Hay un deseo de liderazgo estadounidense en el Medio Oriente", declaró Romney, al tiempo que hizo un llamado para adoptar una postura más enérgica con Siria, establecer nuevas condiciones para ayudar a Egipto e imponer sanciones más estrictas a Irán.

Pero no es la única región que anhela ese liderazgo, afirmó.

"Nuestros vecinos en América Latina quieren resistirse a la ideología fallida de Hugo Chávez y los hermanos Castro, y profundizar sus vínculos con Estados Unidos en comercio, energía y seguridad", aseveró.

Por su parte, el mandatario hace una última gira por California, un estado sólidamente demócrata, en busca de más contribuciones a su campaña de parte de los ricos y famosos.

Dado que la contienda se volvió más reñida después del mal desempeño de Obama en el debate presidencial de la semana pasada, el primero de tres, ahora demócratas y republicanos aguardan el debate del jueves entre el vicepresidente demócrata Joe Biden y el republicano que aspira a reemplazarlo, Paul Ryan.

Y todos están tratando de influir en el pequeño porcentaje de electores que todavía no deciden su voto en menos de 10 estados, con Ohio, Virginia y Florida listos para ser visitados esta semana por los candidatos.

En Estados Unidos el presidente no se elige por voto popular sino por una serie de contiendas estado por estado.

En un despliegue de poder ejecutivo en año electoral, el lunes Obama declarará monumento nacional la casa del líder latino defensor de los derechos laborales César Chávez, fundador del Sindicato de Trabajadores Agrícolas, que murió en 1993.

Esto está planeado como un abierto llamado a los electores hispanos en los estados indecisos, antes de que el mandatario viaje de Los Angeles a San Francisco para más actos de recaudación de fondos.

Romney enfocó su discurso en política internacional para enviar señales fuertes a Irán y Siria, y mostrar a Obama como débil por su respuesta a los mortíferos ataques contra un consulado de Estados Unidos en Libia.

Obama ya respondió por adelantado.

"No vamos a ser sermoneados por alguien que ha sido un desastre absoluto en política exterior", dijo Jen Psaki, vocera de campaña de Obama.

Los electores le dan mejores calificaciones a Obama que a Romney en temas de seguridad nacional y respuesta a crisis, pero los sondeos muestran que en general los temas externos no son prioridad comparado con los problemas económicos de Estados Unidos.

Después de visitar Virginia y Florida el lunes, Romney estará en unos días en Iowa y Ohio.

___

Los periodistas de The Associated Press Ben Feller, Josh Lederman y Steve Peoples colaboraron para este despacho.

___

Gráfico interactivo:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/elecciones-EU/