Irán frenó con éxito un ataque cibernético contra la red informática de sus plataformas petroleras marítimas, informó el lunes una agencia semioficial de noticias.

Mohamad Reza Golshani, jefe de tecnología de la empresa petrolera estatal, culpó a Israel de planear el ataque, de acuerdo con el reporte de ISNA.

Teherán frecuentemente reporta el descubrimiento de virus y otros programas dañinos en las redes del gobierno y las industrias nuclear y petrolera, y culpa de ello a Israel y Estados Unidos. En mayo, Irán cerró parte de sus instalaciones petroleras por otro ciberataque similar.

Israel ha hecho poco por desviar la sospecha de que lanza virus contra Irán.

En este caso, dijo Golshani, el ataque ocurrió en las últimas dos semanas, fue enviado a través de China y afectó sólo al sistema de comunicaciones de la red. Agregó que la principal red está segura dado que fue aislada de internet y regresó a operar con normalidad. Irán anunció que desconectó temporalmente de internet a su ministerio del petróleo y su principal terminal de exportación de crudo después del ataque de mayo.

Irán recibe hasta 80% de sus ingresos de divisas por las exportaciones de crudo.

Teherán tiene un diferendo con Occidente por su programa nuclear. Algunas naciones occidentales sospechan que el programa es para desarrollar armas nucleares. El gobierno iraní niega la acusación y afirma que el programa tiene fines pacíficos, como generación de energía o tratamiento para el cáncer.

Un gusano informático llamado Stuxnet detuvo brevemente el enriquecimiento de uranio en Irán en 2010.