El ganador de una competencia de comer cucarachas en Florida murió poco después de haber devorado decenas de cucarachas vivas y gusanos, informaron las autoridades el lunes.

Unos 30 participantes comieron insectos durante la competencia del viernes por la noche en la Tienda de Reptiles Ben Siegel en Deerfield Beach, unos 65 kilómetros (40 millas) al norte de Miami. El premio principal era una pitón.

Edward Archbold, de 32 años, se sintió mal luego de acabar la competencia y se desplomó frente a la tienda, de acuerdo con una declaración de la oficina del alguacil del condado de Broward, difundida el lunes. Archbold fue llevado al hospital, donde fue declarado muerto. Las autoridades esperan el resultado de la autopsia.

"A menos que las cucarachas hubiesen estado contaminadas con alguna bacteria u otro patógeno, no pienso que fuera peligroso comérselas", dijo Michael Adams, profesor de entomología en la Universidad de California en Riverside. Añadió que él no ha escuchado nunca de alguien que haya muerto tras comer cucarachas. "Algunas personas tienen alergia a las cucarachas", dijo "pero no hay toxinas en las cucarachas ni otros insectos similares".

Ninguno de los otros competidores se enfermó, dijo la oficina del alguacil.

"Nos sentimos terriblemente mal por lo sucedido", dijo el dueño de la tienda, ben Siegel, quien añadió que Archbold no parecía enfermo antes de la competencia. "El parecía que simplemente quería presumir de lo que podía hacer y fue muy amable", dijo Siegel. Archbold fue "el alma de la fiesta", añadió.

Siegel dijo que Archbold le iba a vender su exótico premio a un amigo que lo llevó a la competencia.

Una declaración del abogado de Siegel dijo que todos los participantes firmaron una exención "en la que aceptaron responsabilidad por su participación en este competencia única y poco convencional".