El autor del libro sobre secretos del Vaticano que llevó a la sentencia de 18 meses de prisión para el ex mayordomo del papa Benedicto XVI por robo de correspondencia pontificia privada decidió explicar los motivos de su fuente y apelar por clemencia.

Varios periódicos europeos publicaron el lunes un editorial periodístico escrito por Gianluigi Nuzzi, en el cual el periodista italiano defendió las acciones de Paolo Gabriele y buscó ponerlas en un contexto que, dijo, no había explicado completamente durante el juicio de Gabriele. Nuzzi proporcionó con anterioridad una copia a The Associated Press.

Un tribunal del Vaticano condenó el sábado a Gabriele por robo agravado por hurtar correspondencia privada del Papa y entregarla a Nuzzi, en la más grave vulneración de la seguridad en el Vaticano en los últimos tiempos. Gabriele fue sentenciado a 18 meses de cárcel, sentencia que está cumpliendo bajo arresto domiciliar en su apartamento de Ciudad del Vaticano en espera de un perdón papal.

Gabriele confesó haber sacado fotocopias a algunas de las cartas privadas del Sumo Pontífice y haberlas entregado a Nuzzi, diciendo que quería esclarecer la "maldad y corrupción" que vio alrededor de él en el Vaticano y de la cual creía que el Papa no estaba enterado.

Nuzzi dijo que quería explicar más ampliamente los motivos de Gabriele, los cuales le confirmó el ex mayordomo durante el curso de varios encuentros que formaron la base de su libro "Su Santidad: Documentos secretos del papa Benedicto XVI", el cual fue publicado en mayo.

Gabriele, dijo Nuzzi, fue el receptor del descontento de cardenales, obispos y administradores del Vaticano, que acudieron a él "día tras día" con sus secretos y preocupaciones "con la esperanza de que él los transmitiría al Papa".

Benedicto, de 86 años, escribió Nuzzi, había pedido mayor transparencia en la Iglesia, y no obstante fue él mismo la víctima de aparentes esfuerzos por mantenerlo en la ignorancia.

"Seguramente gozando de un punto de vista privilegiado — durante seis años él fue una de las personas más cercanas al Santo Padre en el apartamento pontificio — Gabriele dudó firmemente que Benedicto XVI estuviera siempre enterado o que recibiera información veraz", escribió Nuzzi.

"El me habló sobre su profunda perplejidad, su malestar como constancia de un amor filial por el Papa, una veneración por su sencillez, narrando historias de un hombre en medio de los lobos", agregó.

___

Siga a Nicole Winfield en: www.twitter.com/nwinfield