Usain Bolt dice que su meta es ganar los 100 y 200 metros olímpicos por tercera vez en los Juegos de Río de Janeiro en el 2016 y no le pasa por la cabeza competir en nuevas disciplinas para cimentar su lugar en la historia.

Luego de lograr su segundo doblete seguido en esas pruebas en los Juegos de Londres, el jamaiquino se mostró esquivo al hablar de la justa de Río y se especuló que podría probar fortuna en los 400 o en el salto en largo para tener mejores posibilidades de salir ganando en la comparación con Carl Lewis, quien corría las pruebas de velocidad pura y también cosechó cuatro medallas olímpicas de oro en el salto en largo.

Pero durante una visita promocional a Nueva Zelanda Bolt, quien se describe a sí mismo como una "leyenda viviente", afirmó que irá a Río "con el único propósito de defender mis títulos".

"No quiero probar cosas nuevas en Río. Solo quiero demostrarle al mundo que lo puedo hacer de nuevo", expresó el atleta, que en Londres ganó por segunda ocasión consecutiva los 100, los 200 y el relevo de 4x100. "Ganar por tercera vez. Esa es mi meta. No habrá nuevos eventos".

Bolt, de 26 años, llegó a Londres rodado de incertidumbres ya que en las eliminatorias olímpicas su compatriota Yohan Blake lo había derrotado. Pero a la hora decisiva no perdonó y ganó todas sus pruebas convincentemente.

El caribeño tiene los récords mundiales de los 100 y los 200 y dice que puede ir más rápido.

"Seguiré trabajando duro, concentrado, tratando de llegar más lejos", manifestó. "No sé qué tan rápido puedo ir, pero trataré de mejorar mis tiempos cada año".