Un vándalo dañó un mural del modernista estadounidense Mark Rothko que se exponía en la galería de arte Tate Modern de Londres.

La galería informó el domingo que un visitante pintarrajeó el mural, de la serie Seagram. El individuo "aplicó pintura negra con un pincel en una pequeña zona de la pintura", precisó.

Una fotografía que difundió por Twitter una persona que estuvo en la galería muestra varias palabras, entre ellas el nombre Vladimir, garabateadas en una esquina del cuadro.

La galería, que atrae unos cinco millones de visitantes al año, cerró por tiempo breve el domingo tras el incidente. Tate Modern dijo que la Policía emprendió las investigaciones pertinentes.

Rothko, que murió en 1970, es famoso por sus pinturas abstractas de gran tamaño y que se caracterizan por audaces bloques de color.

La pintura pintarrajeada correspondía a una serie que se utilizaría para decorar el restaurante Four Seasons en Nueva York.

Rothko cambió de parecer sobre la comisión que recibiría y entregó las obras a galerías, como la Tate Modern de Londres.

A principios de año, la obra "Orange, Red, Yellow" de Rothko se vendió en casi 87 millones de dólares en una subasta en Nueva York.