Artillería turca fue disparada el domingo hacia Siria minutos después de que una pieza de artillería siria alcanzó el territorio de Turquía, atestiguó un videoperiodista de The Associated Press.

La granada siria aterrizó unos 200 metros (200 yardas) dentro de Turquía, cerca del pueblo fronterizo de Akcakale. Poco tiempo después, se escuchó el disparo de al menos seis morteros desde Turquía.

Este es el quinto día consecutivo que Turquía responde al fuego.

Abdulhakim Ayhan, alcalde de Akcakale, confirmó que la artillería turca respondió inmediatamente al ataque.

Los turcos han respondido a los ataques desde del miércoles, cuando un cañoneo de Siria mató a cinco civiles en un pueblo fronterizo turco.