A los críticos no les gustó "Taken 2", pero la secuela de acción de Liam Neeson demostró ser el doble de popular que la película original.

De acuerdo con cálculos de los estudios difundidos el domingo, "Taken 2" encabeza los ingresos en la taquilla en Estados Unidos y Canadá con 50 millones de dólares en su fin de semana de estreno. Eso es el doble que la primera parte, "Taken", también protagonizada por Neeson, que recaudó 24,7 millones en su debut en Norteamérica a comienzos de 2009.

Distribuida por 20th Century Fox, "Taken 2" dio un gran impulso a los ingresos de Hollywood, que se habían rezagado la mayoría de los fines de semana desde finales del verano boreal.

Neeson regresa como un agente retirado de la CIA que utiliza sus habilidades asesinas y de espionaje contra una banda de delincuentes que busca vengarse de él y su familia.

Aunque su primera película recibió reseñas respetables, "Taken 2" fue destrozada por los críticos por considerarla una copia de la original.