El favorito Novak Djokovic ganó el domingo por tercera vez el Abierto Chino al derrotar en la final a Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (4), 6-2.

Djokovic conquistó el torneo en las tres ocasiones en que se inscribió: en la final del 2009 derrotó a Martin Cilic y en el 2010 a David Ferrer. En este certamen tiene una foja perfecta de 14-0.

El serbio ha ganado 65 partidos en esta temporada, la mayor cifra entre todos los tenistas del circuito de la ATP. También lleva ganados cuatro títulos este año, incluso el Abierto de Australia.

En la final femenina, la primera cabeza de serie Victoria Azarenka enfrentaba más tarde a Maria Sharapova por el título.

Durante la ceremonia de entrega de premios, Djokovic celebró con los muchachos y chicas alcanzapelotas bailando al ritmo de "Gangnam Style", popular canción de rap de Psy. "La canción es tan pegadiza que podría hacerlo de nuevo", dijo Djokovic.

Es el quinto torneo que el serbio gana tres veces, junto con el Abierto de Australia, Dubai, Miami y el Abierto de Canadá.

"El primer set fue realmente parejo y un par de puntos decidió el ganador", comentó Djokovic. "Cuando uno entra en el segundo set con ventaja, es mucho más estimulante".

Por su parte Tsonga dijo que "era realmente difícil controlarlo; contra un jugador como él, por el momento no tengo el nivel suficiente".