León Londoño, el hombre que encabezó la gestión para llevar a Colombia al Mundial de 1990 después de 28 años de frustraciones, falleció víctima de una neumonía, informó el domingo su familia.

El influyente dirigente de 83 años de edad murió en la Clínica Country de Bogotá el sábado avanzada la noche.

Londoño, pese a la oposición de algunos, impuso como técnico de la selección nacional a Francisco Maturana quien la clasificó a los mundiales de Italia y Estados Unidos.

También eligió como sede Barranquilla, en el Caribe, y Colombia se clasificó a esos mundiales y al de Francia.

"La escogí (a Barranquilla) como sede para la eliminatoria hacia Italia 90 y el resultado fue impresionante", recordaba con satisfacción.

Colombia avanzó hasta los octavos de final, la campaña más destacada en un mundial hasta el momento.

Londoño comenzó su carrera en el Cúcuta Deportivo al que salvó de la desaparición en 1959 y lo manejó hasta 1963.

Luego saltó a la liga profesional, Dimayor, consiguió recursos y evitó su desaparición. Presidió la rama aficionada y a la Federación Colombiana de Fútbol entre 1982 y 1992. También formó parte de la directiva del Comité Olímpico local.

Junto a otro grande del fútbol local, Alfonso Senior, ya fallecido, impulsó la campaña para obtener la sede del Mundial de 1986 pero el presidente de Colombia Belisario Betancur renunció al compromiso por motivos económicos, según anunció en su momento y México lo celebró con resonante éxito.

Londoño asistió a 13 mundiales, incluyendo el de Sudáfrica 2010, y Pelé fue su ídolo, "un jugador incomparable...", según su opinión.