Una farmacia especializada en la manufactura y venta de medicamentos con recetas magistrales y que distribuyó un esteroide relacionado con un brote de meningitis fúngica anunció el domingo el retiro voluntario del mercado de todos sus productos, aunque calificó la medida como una precaución.

La empresa New England Compounding Center anunció el retiro el sábado. La compañía dijo en un comunicado de prensa que tomó la decisión porque prefería excederse en precauciones debido al riesgo de que sus productos estén contaminados. Acotó, sin embargo, que no hay indicios de que otros productos hayan sido contaminados.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) había recomendado previamente a los profesionales de la salud que no utilizaran ningún producto distribuido por la empresa.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron cifras actualizadas el domingo en su cibersitio que muestran que ahora hay más de 90 casos confirmados de esta rara forma de meningitis por hongos.

El brote se ha propagado a nueve estados — Florida, Indiana, Maryland, Michigan, Minnesota, Carolina del Norte, Ohio, Tenesi y Virginia — y ha matado al menos a siete personas.

El esteroide relacionado con el brote ya había sido retirado de la venta y los funcionarios de salud tratan de notificar a toda persona que haya recibido una inyección del mismo. La empresa que lo hizo, con sede en Massachusetts, ha dicho que está cooperando con los investigadores.

No se sabe con exactitud cuántas personas pueden haberse afectado, aunque podría afectar a cientos o incluso miles de personas que recibieron las inyecciones para aliviar el dolor de espalda, entre julio y septiembre.

La meningitis es la inflamación de las meninges, que son las membranas protectoras que cubren el cerebro y la médula espinal. La meningitis micótica no es contagiosa como sus homólogas virales y bacterianas más comunes.