Reshad Jones interceptó el domingo un pase descontrolado de Andy Dalton cuando restaban 1:22 minutos en el partido y propició la victoria 17-13 que los Dolphins lograron el domingo sobre los Bengals de Cincinnati.

Miami (2-3) venía de perder sus dos últimos encuentros en tiempo extra. Los Dolphins resistieron ante los Bengals (3-2), que nunca plantaron una ofensiva firme y desperdiciaron la oportunidad para acercarse al final.

Mike Nugent falló un gol de campo de 42 yardas a tres minutos del final — el primer intento fallado en la temporada — y le dio a los Dolphins la posibilidad de agotar el tiempo. Lo hicieron con su quarterback novato Ryan Tannehill, quien mantuvo la calma en los momentos más complicados.

Los Bengals tuvieron el balón en su yarda 20 con 1:45 minutos por jugarse, pero el segundo pase interceptado a Dalton selló el resultado. Dalton acertó 26 de 43 tiros para 234 yardas con tres capturas y dos intercepciones.