Las autoridades españolas tratan de liberar dos barcos que quedaron varados en un tramo de litoral ecológicamente valioso del este de España.

Los buques de carga Sunrise y Celia encallaron por los fuertes vientos el 28 de septiembre en la playa El Saler, en la ciudad portuaria de Valencia.

Los barcos cargan 180 toneladas métricas de combustible, por lo que a las autoridades les preocupa la posibilidad de un derrame de combustible y de carga. Uno de los buques transporta contenedores vacíos y el otro, tubos de acero.

Las autoridades marítimas del país dijeron que el domingo llegó al lugar una draga para empezar a tratar de abrir un canal hacia mar abierto tras el fracaso de intentos previos.

A pocos metros (yardas) del lugar se encuentra el Parque Natural de la Albufera, una laguna litoral a la que llegan muchas de las aves migratorias de Europa. Durante años, los agricultores de la región han sembrado arroz, apreciado por su uso en la paella, alrededor de los límites del parque.