Luego de vivir su mejor temporada en la NBA, el venezolano Greivis Vázquez dijo el sábado que no se conforma y que este año se alista para seguir con la línea ascendente que marcó con los Hornets de Nueva Orleans.

Vázquez, de 25 años de edad, tratará de cumplir esa meta a partir del domingo, cuando arranque la pretemporada de la NBA para sus Hornets, que enfrentan al Magic de Orlando en la Ciudad de México.

"Estoy en una situación muy buena, tengo la oportunidad de jugar muchos minutos, el entrenador me da la confianza de salir de piloto en la cancha y es una oportunidad", dijo Vázquez luego del entrenamiento de su equipo en la Arena Ciudad de México.

Vázquez, originario de Caracas, jugó su primera temporada con los Grizzlies de Memphis, donde apenas disputó poco más de 12 minutos por encuentro con promedio de 3,6 unidades. Pero Memphis lo cambió a Nueva Orleáns, donde en 66 encuentros mostró de lo que es capaz cuando le dan la oportunidad, al promediar 25,8 minutos por partido y elevar su productividad a 8,9 unidades.

"Yo veo este año como una oportunidad, viene mi tercer año y debo aprovecharlo porque en la NBA no se presentan muchas veces; es algo importante para mí y mi carrera", agregó Vázquez.

Luego de asimilar mejor el sistema del entrenador Monty Williams, todo parece indicar que el suramericano tendrá una mejor campaña en 2012-13.

"El es un gran jugador, lo veo como el líder de este equipo, es nuestro cerebro en la cancha, el año pasado llegó con nosotros y se ha adaptado muy bien, esperamos grandes cosas de él", dijo Williams.

Vázquez, quien es el tercer venezolano en jugar en la NBA, dijo que no da nunca nada por sentado porque estar en la mejor liga del mundo ya es un logro que hay que valorar.

"Ser hispano y hablar otra lengua no es fácil. El tener la oportunidad de jugar minutos en esta liga, es una bendición", añadió el armador. "Yo sé que los venezolanos me apoyan mucho, estoy muy orgulloso de representar a mi país porque no es fácil para los latinos, jugar un minuto aquí cuesta".

Vázquez dijo que está pendiente de las elecciones en su país, pero no quiso entrar en polémica sobre cual es su candidato.

"Ya el domingo son las elecciones y vamos a ver qué pasa, pero mi política es el deporte, yo quiero dar un ejemplo al deporte, quiero ayudar a mi país pero con clínicas y actividades sociales", añadió.

Vázquez agregó que está contento de pisar suelo mexicano, pero señaló que hacer el viaje le costó un poco por razones personales, ya que su abuela está enferma en Nueva Orleans. "Eso es lo que muchas veces la gente no ve, uno también tiene familia y a veces quisiera estar en esos momentos, pero no es posible".

El jugador, quien salió de su país a los 17 años de edad para buscar su sueño de jugar en NBA, dijo que espera que sus actuaciones inspiren a otros chicos a seguir sus pasos.

"Es un sueño difícil de alcanzar, eso sí, pero todo cuesta en la vida", concluyó.