Un soldado norcoreano mató el sábado a dos de sus oficiales y desertó a Corea del Sur a través de la fuertemente custodiada frontera entre ambas naciones e un cruce inusual que ocasionó que tropas sudcoreanas aumentaran inmediatamente el patrullaje fronterizo, dijeron funcionarios.

El soldado disparó a sus comandantes de pelotón y compañía antes de cruzar a la parte occidental de la Zona Desmilitarizada alrededor del mediodía, señaló un funcionario del Ministerio de Defensa, citando la declaración del soldado después de ser puesto bajo custodia por guardias fronterizos sudcoreanos.

El funcionario se negó a ser identificado por nombre debido a que la investigación sobre el hecho estaba en curso. Indicó que el soldado utilizó un altoparlante para informar a los guardias fronterizos surcoreanos sobre su intención de desertar después de los asesinatos. El funcionario dijo que el motivo de la deserción no estaba clara.

No se detectaron movimiento militares inusuales en la parte norcoreana de la frontera después del cruce, pero Corea del Sur instruyó de inmediato a sus tropas fronterizas aumentar la vigilancia, señaló un oficial del Jefe del Estado Mayor sudcoreano, quien también pidió no ser identificado por nombre, citando reglamentos de su oficina.

No hubo comentario inmediato sobre los hechos por parte de los medios de comunicación estatales de la nación comunista.

Las deserciones a través de la frontera terrestre son inusuales, aunque norcoreanos pasan ocasionalmente al sur en embarcaciones. El año pasado, un civil norcoreano desertó al sur a través de la frontera terrestre. La deserción más reciente a través de la Zona Desmilitarizada por parte de un soldado norcoreano ocurrió en 2010, dijeron funcionarios.

___

El periodista de la AP Sam Kim contribuyó a este reporte desde Busán, Corea del Sur.