El francés Sebastien Loeb está cada vez más cerca de conquistar su noveno campeonato mundial consecutivo de rally después de ganar el sábado cuatro etapas en un accidentado Rally de Francia, donde el noruego Petter Solberg embistió un poste de electricidad después de segar un viñedo.

Loeb ganó las dos primeras etapas delante de su compañero de Citroen Mirko Hirvonen, pero el finlandés Jari-Matti Latvala ganó la siguiente antes de que la cuarta fuera cancelada por motivos de seguridad.

"Siento la cancelación, especialmente por los fanáticos", comentó Loeb. "Esperaron horas, se atascaron en atosigamientos de tránsito para venir y al final no ven nada. Pero es cuestión de seguridad".

Loeb terminó quinto en la quinta etapa, pero ganó dos de las tres siguientes para extender su ventaja sobre Latvala a 29.7 segundos.

"Todo va bien y espero que dure", agregó Loeb. "Tenemos una pequeña ventaja. El pronóstico meteorológico para el domingo no es muy bueno, de modo que es positivo tener un poco de margen".

El francés solo necesita terminar antes que Hirvonen en la jornada final del domingo — con seis etapas — para asegurarse una nueva corona. El finlandés está tercero, a 54 segundos de Loeb.

Además del accidente de Solberg en la primera etapa del día, en otro incidente dos espectadores fueron trasladados al hospital, uno con una fractura en un brazo y otro con una pierna fracturada, cuando Nasser al-Attiyah se salió de la pista. La telemisora francesa Sport+ dijo que estaban observando la carrera desde un lugar no designado para los espectadores cuando el piloto catarí los arrolló.