Habían dicho que cualquier cosa podía suceder en el primer playoff entre wildcards en las Grandes Ligas; no exageraron.

Chipper Jones participó el viernes en su último juego. Los aficionados de Atlanta convirtieron el Turner Field en un depósito de basura después de un debatible infield fly; y los Cardenales de San Luis hicieron lo que siempre parecen hacer en octubre: celebraron otro triunfo en postemporada.

En un juego en el que los Bravos presentaron una protesta, Matt Holliday jonroneó y los campeones defensores de la Serie Mundial aprovecharon tres errores de Atlanta — el más crucial de ellos cometido por el veterano Jones — para llevarse por 6-3 el partido.

Ahora San Luis regresa a su casa, donde recibirá el domingo a los Nacionales de Washington, campeones de la división Este, en el primer partido de su serie divisional

A los Bravos se las acabó la campaña, al sufrir una descorazonadora derrota en playoffs.

A Jones, de 40 años, se le acabó el béisbol, así de simple. El estelar pelotero consiguió un hit por el cuadro en su último turno al bate, pero lanzó desviado en un batazo que estaba para doble matanza en el cuarto episodio, lo que llevó a tres carreras que borraron la temprana ventaja de 2-0 conseguida por Atlanta para respaldar al abridor Kris Medlen.

Carlos Beltrán anotó una carrera y Yadier Molina empujó una por los Cardenales, que de nuevo se cuelan apenas en la postemporada tras una campaña regular que les vio con un comienzo pobre. El año pasado, los Cardenales también llegaron como wildcard y terminaron ganando la Serie Mundial.

Pero el primer juego en la nueva ronda de postemporada en las mayores será recordado para siempre por una controversial jugada en el jardín izquierdo en el octavo episodio.

Los Bravos pensaron que tenían las bases llenas con un out luego de que un batazo de Adrelton Simmons picó entre dos jugadores de San Luis. Pero el árbitro del jardín izquierdo Sam Holbrook decretó out a Simmons bajo la regla de infield fly — aunque la pelota cayó más de 4,5 metros (15 pies) detrás del cuadro.

Cuando los fanáticos se dieron cuenta de lo que había sucedido, lanzaron al terreno vasos de cerveza, latas y botellas de agua, causando una demora de 19 minutos.

Al manager de los Cardenales Mike Matheny le preguntaron si alguna vez había visto algo semejante.

"No en Estados Unidos", dijo.

La protesta de los Bravos fue rechazada, dijo Joe Torre, ejecutivo de las Grandes Ligas.

San Luis avanzó para enfrentar a los Nacionales de Washington en una serie divisional a ganar tres juegos de cinco posibles, a partir del domingo en el Busch.

En Arlington, Texas, Buck Showalter y los Orioles de Baltimore van a tener otra oportunidad de superar a los Yanquis de Nueva York.

Los sorprendentes Orioles ya han superado varios pronósticos, venciendo a los campeones defensores de la Liga Americana Rangers de Texas y su as japonés Yu Darvish, en el playoff de los wildcard.

Joe Saunders trabajó bien hasta el sexto inning en un lugar donde nunca había ganado, Adam Jones rompió el empate con un elevado de sacrificio y los Orioles, en la postemporada por primera vez en 15 años, eliminaron el viernes a los Rangers al vencerlos 5-1. Nate McLouth anotó en el primer episodio y empujó dos después para los sorprendentes Orioles.

"En nuestro equipo está un montón de chicos que subieron de nivel, no se rindieron y siguen sin rendirse. Ahora tienen una oportunidad de ganar, y hay muchos buenos jugadores ahí", dijo su manager Showalter.

Los Orioles avanzaron para jugar contra los Yanquis de Nueva York, campeones del Este; los dos equipos se dividieron 18 juegos esta temporada. La serie divisional a cinco juegos posibles comienza el domingo en el Camden Yards.

___

El periodista de Associated Press Stephen Hawkins en Arlington, Texas, contribuyó en la información.