Tres días después de que Nueva Zelanda le revocara la visa debido a una condena por violación, Mike Tyson lamentó la decisión.

El ex campeón mundial de todos los pesos debía visitor Auckland en noviembre.

Durante una visita a Londres, Tyson dijo el sábado que "la gente quería que fuera. Si hubiese sido una organización justa, una pelea justa, yo habría estado allí, pero fui vetado por el poder superior".

Tyson cumplió tres años de cárcel después de la condena en 1991 por violación de una joven de 18 años en un hotel de Indianápolis.

Tyson dijo que la negativa neocelandesa "es una de esas cosas que pasan en la vida... y todos tenemos que lidiar con esas incertidumbres".