Un grave error del portero argentino Sergio Romero le costó el sábado la derrota a Sampdoria de 2-1 ante el Chievo, en el arranque de la séptima fecha de la Serie A de la Liga Italiana.

Cuando faltaban tres minutos para el término del partido, el atacante David Di Michele anotó el tanto de la victoria con un tiro de larga distancia que no era violento e incluso central y que se filtró entre las manos de Romero.

El atacante francés del Chievo Cyril Thereau puso en ventaja al Chievo con un hermoso gol en los tiempos suplementarios del primer tiempo. Eludió a dos defensores y con un toque suave superó al portero cuando salía a enfrentarlo.

El volante Enzo Maresca le dio el momentáneo empate a Sampdoria a los 62 minutos con un tiro libre preciso y violento de gran distancia.

El volante paraguayo de Sampdoria Marcelo Estigarribia estuvo muy cerca de abrir el marcador al cuarto de hora con un violento zurdazo de gran distancia que rozó el travesaño del arco del Chievo.

De todos modos, el Chievo fue superior y mereció la victoria.

Sampdoria quedó con diez puntos, pero partió con uno en contra por arreglo de partidos en el torneo anterior, y el Chievo con seis.